¿Batallas para empezar tu día? Averigua cómo empezarlo con el pie derecho con una sesión de ejercicios matutina.

Me encantan las mañanas. Salto feliz de la cama con una sonrisa para prepararme una taza de té, sacar a caminar a mis perros e ir a la oficina para llegar al gimnasio. Y todo esto es antes de las 7 a.m. Para algunos esto podría sonar a tortura, especialmente si tienes dificultad para levantarte en las mañanas. No voy a sugerir que inicies tu rutina a las 5:00 a.m., pero voy a sugerirte que consideres levantarte un poco más temprano todos los días hasta que puedas incorporar una sesión de ejercicios matutina de 30 minutos.

 

Si puedes incorporar alguna actividad física a tu rutina matutina diaria, creo que empezarás a ver cambios en tu cuerpo. Y lo que es más importante, puedes empezar a sentirte más positiva y productiva a lo largo del día. Entiendo que todos somos diferentes, y para ti a lo mejor el mejor momento para hacer ejercicio sea en la tarde. Sin embargo, existen algunos beneficios maravillosos al empezar el día con una sesión de ejercicios. Permíteme compartir mis tres consejos más importantes para estar en forma en un intento para convencerte a levantarte de la cama temprano.

 

3 formas que una sesión de ejercicios matutina puede mejorar tu día

Opciones más sanas de alimentos

Cuando empiezas el día con ejercicio, tienes muchas probabilidades de tomar decisiones más saludables en cuanto a los alimentos a lo largo del día. Durante la mañana, es cuando las personas a menudo quieren alimentos dulces, con alto contenido de grasas y carbohidratos, porque sienten que este tipo de alimentos les ayudará a despertarse. Cuando inicias el día con opciones poco saludables, estás programando tu cuerpo para un día de altibajos de azúcar en la sangre. Los alimentos azucarados pueden ser muy adictivos. Una vez que comienzas tu día con una dona, existe una mayor probabilidad de que sigas comiendo mal todo el día.


Recibe una carga de energía con el ejercicio

La carga natural de energía que brinda una rutina de ejercicio evitará que consumas tantas calorías innecesarias y poco saludables. Mucha gente con la que hablo dice que prefieren y conscientemente eligen alimentos frescos después de que han hecho ejercicio. Una sesión de ejercicios por la mañana para aumentar la frecuencia cardíaca y el flujo sanguíneo hace que te sientas más alerta y positiva.

Evita el tráfico

Si tienes que viajar a tu trabajo durante el tráfico de la hora pico, considera inscribirte en un gimnasio que quede cerca de tu trabajo. Esto te ayudará a aprovechar tu tiempo en la mañana de manera más constructiva. Salir temprano de casa para hacer ejercicio, en lugar de estar sentada durante los embotellamientos de tráfico, no sólo te ayudará a mejorar tu condición física, sino que los beneficios mentales y el alivio del estrés que experimentes podrían mejorar enormemente tu estado de ánimo. Si no puedes inscribirte en un gimnasio, considera llegar temprano a trabajar y salir a caminar.

Comprendo que durante los meses del verano es mucho más fácil adaptarse a una rutina de ejercicios por la mañana porque hay más luz, lo que te incentiva a salir al aire libre. Durante los meses de invierno, admito que la tentación de quedarse en la cama durante una hora más es mucho mayor, inclusive para los fanáticos del ejercicio matutino como yo. Es por este motivo que estoy tratando de convencerte ahora de empezar tu día con una rutina de ejercicio. Si creas el hábito de hacer ejercicio temprano durante las siguientes semanas, cuando llegue el invierno no dejarás de hacerlo.

 

Redactado por Samantha Clayton, AFAA, ISSA Directora Senior de Educación Física Mundial. Samantha es Directora de Educación Física en Herbalife.